El hecho de que las y los más pequeños no coman suele suponer un drama en casi todas las familias. Ratos interminables en la mesa, se pierden los nervios, alguien acaba llorando, se pone la tele, se hacen todas las virguerías del mundo, … Seguro que más una y de uno se sienta identificada.

Entendamos qué pasa y cómo afrontarlo

Tenemos que entender que las niños y los niños ante todo son personas y no máquinas perfectas, y por tanto, igual que pasa con las personas adultas, su hambre, sus gustos y sus preferencias, van cambiando a lo largo de su vida. Así que lo que hoy les encanta puede ser que la semana que viene no lo quieran, y viceversa.

Otra premisa que tenemos que entender es que cada peque es un mundo, exactamente igual que las adultas, hay quienes duermen genial desde que nacen, hay quienes se lo toman con más tranquilidad, quienes les encanta el momento comida y quienes simplemente lo odian. Entonces, es importante adaptarnos a su personalidad.

Hasta aproximadamente los 3 años suelen comerse todo (por su puesto que hay quienes comen poquísimo desde que nacieron), es en el momento en el que se desidentifican de su madre o cuidadora principal y empatizan con sus iguales, cuando aparecen los problemas. Esto suele conincidir con el periodo de inicio escolar. Es fácil que si su compi de mesa de comedor dice «qué asco la cebolla, o esto verde o esto duro, …» les parezca que les pasa exactamente lo mismo. Os adelanto ya que se pasará, que no cunda el pánico.

Qué está pasando en la familia o en el nucleo más cercano

Obviamente tu hija o tu hijo son completamente ajenos a por qué les gusta más esto que lo otro, eres tú quien maneja la barca en estos momentos de la relación, este es un momento crucial para que evalúes/evaluéis cómo coméis en casa.

Te lanzo estas preguntas clave: ¿Hay algún alimento al que tengas mucha manía? cuando comes, ¿haces algún comentario sobre si esto o aquello está bueno o malo? ¿hacéis la misma comida para todo el mundo? ¿coméis a las mismas horas? ¿cuánto tiempo tienes para comer? ¿tenéis encendida la tele o estáis con los móviles en el momento de la comida? ¿comen dulces frecuentemente?

Posibles soluciones al problema

  • Tú eres su referente, si a ti no te gusta comer o es un momento incómodo para ti, probablemente lo esté notando. De igual manera si ve que no comes nada de verdura seguramente la vedura no la consideren como algo importante que llevarse a la boca.
  • Si hacéis menús diferentes, seguramente le parezca más atractivo lo tuyo, prueba a poner lo mismo para toda la familia, ahorras tiempo, dinero y llantos. Ojo, solo te animo a que la comida sea la misma siempre y cuando la comida de las personas adultas sea saludable, en caso de que te apetezca cenar embutidos, fritos o cualquier ultraprocesado, entonces mejor que no sea la misma comida. Ejem, como decía anteriormente, esta es una buena oportunidad para revisar las costumbres alimenticias de toda la familia.
  • Entiendo que quieras cenar después de acostarles, cuando ya se respira calma en casa y puedes relajarte, pero le estás haciendo un favor si percibe que el momento de la comida es un momento amable en el que disfrutar y estar a gusto en familia.
  • Tenemos que darnos cuenta de que nuestros ritmos no son los suyos, comemos porque sabemos que tenemos que comer, tenemos estrés, poco tiempo o poca gana de dedicárselo al momento de la comida, pero repito, tardan más en masticar,  están experimentando con los alimentos y eres tú quien tiene prisa. Recuerda que necesitamos un ambiente relajado y de confianza donde se puedan expresar. Además, necesitan que les prestes atención, no es el momento de mirar el movil.
  • A veces pasa que han comido otros alimentos más palatables como galletas u otros dulces solo un ratito antes. Claro, unas judías verdes al lado de una magdalena es difícil que ganen. Lo sé, alguno hay que lo prefiere, pero no es lo habitual. Controla lo que comen entre comidas, intenta que las meriendas o picoteos sean también saludables; pan integral con hummus, aguacate, un poquito de queso fresco, cremas de frutos secos, …
  • Imagino que habrás probado a darle los mismos alimentos pero cocinados de otra forma, a veces las texturas no resultan del todo agradables, o simplemente hay un alimento muy habitual en la familia que no le gusta. Prueba a darle otros alimentos que sean densos nutricionalmente al mismo tiempo que adecuados para su edad y saludables. O dale por un tiempo hasta que la cosa mejore, ese único alimento que sí lo come bien, véase la tortilla, o el aguacate, o la crema de cacahuete. Mejor eso que nada. Puede que pasados unos meses cambie completamente de apetito y de preferencias.

Sí pero no

Si todo lo anterior lo tienes clarísimo, lo cumples a raja tabla y aún así no hay manera de que coma, entonces lo adecuado sería que acudieráis a consulta de una nutricionista especializada en alimentación infantil. Habrá que averiguar si está queriendo llamar la atención, si hay algo detrás de esta poca gana de comer o si simplemente es una persona que no muestra demasiado interés por los alimentos.

También tenemos que diferenciar entre comer muy poco y no comer nada. Quizás con lo poco que come, si son alimentos densos nutricionalmente y saludables, esté adquiriendo todos los nutrientes que necesita para crecer y desarrollarse como corresponde a su edad. ¿juega? ¿sonríe? ¿crece? ¿aprende lo que le enseñan en la escuelita o en el colegio?

La paciencia nuestra mejor aliada

Sé que puede ser muy frustrante y que a veces dan ganas de tirar la toalla, pero piensa que es una inversión de tiempo y esfuerzo para prevenir males mayores, una inversión para que tus hijas, hijos o hijes desarrollen una futura relación saludable con la alimentación.

Sobre todo piensa que muchas de las personas que estamos aquí hoy en día nos hemos alimentado a base de quesitos de la vaca que ríe porque no nos gustaba nada más y al final nos han acabado gustando una amplia variedad de alimentos. Pasará, te lo aseguro, y si no, le pondremos solución.

Esperamos que os sirva este fantástico post que nos regala Elena nuestra nutri.

Leave a Reply