¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una enfermedad caracterizada por el crecimiento de endometrio (la capa de revestimiento de la cavidad uterina) en otros sitios del cuerpo. Os contamos cómo se trata en Zentro Empatía.

Es una enfermedad altamente infradiagnosticada. 1 de cada 100 mujeres la sufre y la mayor parte de  los casos es vista como dismenorrea atípica, incluso como labilidad emocional que causa un aumento de dolor en la menstruación. Por ello, consideramos que para abordar esta problemática tan común y a la vez tan silenciada es necesario un enfoque integral y de género.

¿Cómo se presenta?

Es una enfermedad inflamatoria crónica, por eso causa dolor pélvico y otra sintomatología entre las más frecuentes se encuentra el dolor en las relaciones con penetración (dispaenuria), dolor de regla, durante la defecación y/o al orinar. Se puede asociar a infertilidad. Por otro lado, algunas mujeres no presentan ninguna sintomatología. El grado de dolor y de molestia varía significativamente, desde dolores leves a inhabilitantes, vómitos, mareos, hinchazón abdominal, etc.

En concreto, entre un 40 y 80% de los casos de dismenorrea (dolor de regla) sufre de endometriosis.

¿Qué es un endometrioma?

Un endometrioma o quiste chocolate es un quiste ovárico que contiene endometrio y sangre que se va acumulando en su interior durante los sangrados. Tiene un aspecto característico en la ecografía transvaginal.

¿ Se puede curar la endometriosis?

Lamentablemente todavía no existe un tratamiento curativo.

Dependiendo de los motivos de la consulta en algunas pacientes podemos tratar los síntomas con dieta, suplementos y fitoterápicos, además de con actividad física y fisioterapia uroginecológica y de liberación miofascial.

Hay pacientes que con antiinflamatorios no esteroideos consiguen el control del dolor y una buena calidad de vida. En otras mujeres los anticonceptivos hormonales (en esquema cíclico o continuo) que inhiben la función ovárica y atrofian el tejido endometrial, resuelvan el dolor y mantienen la enfermedad estable.

Los dispositivos uterinos liberadores de progesterona son una alternativa terapéutica para el dolor asociado a la regla. En el caso de los tratamientos hormonales hay que sopesar siempre riesgos y beneficios y escuchar las necesidades de las pacientes.

Algunas mujeres con cuadros que no responden al tratamiento médico son sometidas a cirugía, se elimina el tejido endometrial que haya crecido y supuestamente los síntomas desaparecen. Suelen ser cirugías complicadas y es bastante frecuente que vuelva a crecer, generando de nuevo la sintomatología, por lo que habría que volver a intervenir.

A veces el tejido endometrial puede aparecer fuera del útero y las trompas, como por ejemplo en el aparato digestivo o incluso en el aparato respiratorio. Estas son complicaciones que han de ser tratadas de urgencia y las pacientes son sometidas a cirugías.

El uso de fármacos que generan un estadio de menopausia (Análogos de la GnRH) tiene muchos efectos colaterales y se reserva a muy pocos casos.

¿Por qué tomar anticonceptivos hormonales?

La endometriosis responde a los estímulos hormonales cíclicos de las hormonas ováricas. Como explicaba antes el efecto de los anticonceptivos hormonales es inhibir la función ovárica. Por consiguiente se reduce el estímulo de las hormonas ováricas (los estrógenos) sobre el tejido endometrial que constituye la endometriosis. De hecho la atrofia del endometrio y en caso de tratamientos hormonales con pauta continua, la ausencia de sangrado cíclico, suelen reducir el dolor relacionado con la enfermedad.

Es fundamental una adecuada información sobre contraindicaciones, efectos colaterales y mecanismo de acción de los anticonceptivos para que las pacientes tomen decisiones lo suficientemente informadas.

¿Y si no quiero tomar anticonceptivos?

Muchas de nuestras pacientes acuden a Zentro Empatía porque no quieren tomar un tratamiento hormonal para tratar la enfermedad, para nosotras es imprescindible respetar las decisiones de nuestras pacientes y poder acoger sus peticiones. Una vez que has entendido cómo funciona la terapia hormonal en el caso de la endometriosis, tienes todo el derecho del mundo a decidir cómo quieres tratarte. En concreto la sintomatología de la endometriosis mejora notablemente con algunas de las correcciones que mencionábamos anteriormente. Lo abordaremos en futuros posts.

A veces la enfermedad es invisible en una ecografía y vienen después de haber pasado por diferentes consultas ginecológicas sin encontrar respuestas. Nos cuentan que les dicen que el dolor de regla es normal y les pautan anticonceptivos sin explicarles su mecanismo de acción.

El dolor de regla NO es normal

Considerando fundamental el diagnóstico clínico, los síntomas de las pacientes y en algunos casos la resonancia magnética pélvica llegamos al diagnóstico.

Tratamos el dolor y la inflamación con la nutrición, la fitoterapia, la fisioterapia de diafragma pélvico y de liberación miosfascial y el ejercicio físico.

Acompañamos desde un enfoque integral a las mujeres que sufren por esta patología.

 

Alberta una de nuestras ginecólogas nos aporta información clarificadora sobre la endometriosis.

Leave a Reply