Muchas parejas heterosexuales acuden a nuestro Zentro por problemas de fertilidad, tienen dificultades en conseguir un embarazo y esto conlleva mucho malestar.

La fertilidad depende del estado global de salud de cada persona.

Entre los factores que influyen en ella encontramos la edad, la cantidad de grasa corporal y la distribución de la misma, el tipo de dieta que se lleve, etc.

Por su puesto, en parejas heterosexuales, la frecuencia de las relaciones sexuales que se tengan, sobre todo en los días fértiles es muy importante.

Después de 1 año de relaciones frecuentes (cada máximo 2 o 3 días) o miradas, realizando pruebas que determinen los días en que se ovula, se considera que una pareja que no ha concebido, presenta infertilidad.

Estudio de fertilidad en la pareja infertil

Realizando la historia clínica y algunas pruebas simples podemos valorar las posibles causas de los problemas de infertilidad.

Problemas de fertilidad masculina

Después de preguntar por la exposición a tóxicos, calor, intervenciones quirúrgicas o tratamientos, en los varones se realiza el espermiograma. En concreto esta prueba valora el número, la movilidad y la forma de los espermatozoides para valorar la posibilidad de concebir en las relaciones sexuales.

Problemas de fertilidad femenina

En las mujeres se realiza una detallada anamnesis para averiguar la presencia de enfermedades, intervenciones quirúrgicas o tratamientos que puedan causar problemas de infertilidad.
La presencia de ciclos menstruales regulares permite diagnosticar la existencia de ciclos ovulatorios. Por lo contrario,  alteraciones de los mismos pueden ser tratadas para restaurar ciclos ovulatorios fértiles.

La ecografía transvaginal en los problemas de fertilidad

Útero y ovarios

La ecografía permite valorar la normalidad del útero, la ausencia de pólipos, miomas, malformaciones. Por otro lado, visualizamos los ovarios, sus posibles patologías y algunas patologías de las trompas.

Además con la ecografía se puede medir un marcador de reserva ovárica, el número de folículos antrales, que permite preveer, SOLO en caso de necesitar un tratamiento de fecundación in vitro con estimulación hormonal, el número de óvulos máximo que se puede obtener.

Las trompas

En algunos casos se aconseja realizar isterosonografía o isterosalpingografía para averiguar que las trompas sean permeables. Esto permite la fecundación a través de las relaciones sexuales o eventuales tratamientos de inseminación intrauterina.

Las hormonas

Las analíticas hormonales, la funcionalidad tiroidea, las hormonas ováricas, los niveles de prolactina pueden ayudar en el diagnóstico de la causa de infertilidad.

La AMH, hormona antimulleriana en los problemas de fertilidad

Esta hormona es un marcador de reserva ovárica, tal como el número de folículos antrales.

De hecho, SOLO preve el número máximo de óvulos que se pueden obtener en una estimulación ovárica para una fecundación in vitro. No es predictiva de la probabilidad de embarazo en pacientes sin historia de infertilidad ni de la posibilidad de concebir con relaciones sexuales o  inseminaciones intrauterinas.

Alberta una de nuestras ginecólogas es experta en fertilidad, contacta con ella a través de nuestra web o llamando directamente al Zentro. Ella os ayudará a hacer un estudio y os podrá asesorar sobre los diferentes procedimientos a realizar, siempre con el respeto y el cariño que merece esta situación vital.

Leave a Reply