En Zentro Empatía tenemos una visión integral de la salud, por ello, uno de nuestros pilares es el trabajo interdisciplinar.

Algunos errores frecuentes en las profesiones de la salud

Se habla mucho de trabajar en equipo, pero en el ámbito de la salud no siempre es posible o no siempre se hace de la manera más adecuada.

A veces pensamos que cuanta más información le demos a la persona que viene a nuestra consulta, mejor. Hemos leído un artículo sobre la dieta cetogénica y cáncer y se nos ocurre decirle a nuestra paciente con cáncer que viene a que le tratemos un dolor en la muñeca, que tiene que seguir esa dieta, pensando que así nos va a tener en más alta estima porque parece que sabemos mucho. Viene a la consulta de psicología una paciente que además resulta tener dolores de espalda y le mandamos unos estiramientos pensando que nos lo va a agradecer y eso va a mejorar el vínculo terapéutico, pero esa persona tenía una hernia y como no le hemos derivado a una fisioterapeuta se ha acabado haciendo daño. Estas situaciones son más frecuentes de lo que nos imaginamos.

Pensar que lo tenemos que saber todo y que si derivamos a otras disciplinas, vamos a perder a nuestras y nuestros pacientes son pensamientos bastantes frecuentes entre las y los profesionales de la salud. Sin embargo sucede todo lo contrario, saber derivar a tiempo y trabajar de forma coordinada entre diferentes profesionales denota profesionalidad y aporta seguridad para las y los pacientes, porque les hace ver que deseas lo mejor para su salud. De hecho, si  intentamos resolver una problemática que no corresponde a nuestra disciplina y por un casual no encontramos la manera de valorar adecuadamente la gravedad del problema, pretendiendo abordarlo sin la formación necesaria, podría producirse un empeoramiento del mismo.

Diferencias entre el trabajo multidisciplinar e interdisciplinar

Una cosa es el trabajo multidisciplinar, es decir, a una misma persona le atienden diferentes profesionales, pero no necesariamente hablan entre sí y comparten información sobre la salud de la misma.

Otra cosa es compartir esa información de una forma ordenada, entre las diferentes profesionales a las que visita, con el fin de mejorar su estado de salud, estamos hablando de trabajo interdisciplinar.

El hecho de que a una embarazada puedan atenderle las ginecólogas, la fisioterapeuta especializada en diafragma pélvico y en preparación al parto y la nutricionista, nos asegura que ese embarazo, parto y postparto está mucho más y mejor atendido que si la embarazada por su cuenta acudiera a esas profesionales de forma independiente. Porque entre nosotras hablamos y compartimos la información que consideramos relevante para esa paciente en concreto.

Beneficios del trabajo interdisciplinar

Trabajar en equipo, cada profesional en su ámbito, tiene múltiples ventajas, tanto para las personas que acuden a nuestras consultas como para las profesionales.

Para las profesionales supone aprender de otras compañeras, tener un buen ambiente de trabajo, aporta confianza y se comparte la responsabilidad. Además permite especializarse cada vez más en su propio campo ya que cuando tienes que leer y saber de otras disciplinas, te pierdes en información y no profundizas en ninguna de ellas.

Para las y los pacientes supone una mejora de su calidad de vida e incluso un ahorro económico ya que al trabajar de forma coordinada las diferentes disciplonas de salud, seguramente se eviten consultas e intervenciones innecesarias.

 

Desde nuestro Zentro estamos encantadas de estar en red entre las distintas profesionales y por eso hemos creado las unidades de madurez y climaterio, de postparto, salud femenina, etc. Porque ponemos a nuestras y nuestros pacientes en el centro, tenemos muy claro que somos seres biopsisociales y así creemos que ha de ser atendida la salud.

Leave a Reply