¿En que consiste la osteopatía infantil?

Os preguntaréis en que consiste la osteopatía infantil.

Es una terapia en la cual la fisioterapeuta-osteópata aplica una serie de técnicas, muy suaves, para ayudar a equilibrar las tensiones del bebé.

Por ejemplo, la osteopatía para bebés que duermen mal, es muy efectiva y también hay muy buenos resultados con la osteopatía y el estreñimiento.

Otras disfunciones responden muy bien como cólicos del lactante, reflujo gastroesofágico, niños o niñas irritables, deformidades craneales tales como plagiocefalia y braquiocefalia.

¿Cómo se desarrolla una sesión de osteopatía?

La primera sesión de osteopatía infantil consiste de una historia clínica en la cual recabamos información sobre el embarazo, el parto y la evolución del niño desde el nacimiento.

Posteriormente se realiza una exploración del bebé, analizamos las diferentes partes del cuerpo y ayudamos a relajar todas las tensiones que tenga, no sólo las de la zona afectada.

¿Cuándo se puede acudir al o a la osteópata con tu bebé?

El tratamiento del bebé se puede realizar desde el nacimiento. Cuando antes trabajemos con el bebé mejor serán los resultados.

Se pueden tratar problemas de lactancia, sueño, digestión, desarrollo en todas las etapas.

A medida que la criatura va creciendo, la osteopatía puede ayudar en la evolución psicomotora actuando cuando sea necesario, por ejemplo en la posición de pies o piernas.

¿En qué consiste el tratamiento de osteopatía en niños y niñas?

El tratamiento suele ser algo más breve que en adultos y muy suave, por lo que no existen efectos adversos del mismo.

A pesar de ello, después de la sesión el bebé puede estar a lo largo de las 48-72 horas siguientes, algo más relajado o también inquieto ya que su cuerpo está integrando el tratamiento.

En resumen, la osteopatía infantil ayuda al bebé de forma muy respetuosa a relajar todas las tensiones.

La tensiones puedan haberse acumulado por posiciones mantenidas durante el embarazo y también durante el parto, ya que la cabeza de un bebé en un parto normal aguanta entre 17 y 23 kilos.

En conclusión desde la osteopatía ayudamos a que el paso del bebé desde la tripa de su madre al mundo, sea lo más agradable posible. Todas las familias quedan encantadas con el trato recibido por Merche.