ESPACIO CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES

En Zentro Empatía somos conscientes de las diferentes violencias a las que las mujeres estamos expuestas sólo por el hecho de ser mujeres. Sabemos el impacto y dolor que esto supone.

En estos casos, la salud integral se resiente y la reparación del trauma pasa, no solo a través de la conciencia y cuidados personales, sino también a través del acompañamiento, reconocimiento y buen trato profesional hacia el cuerpo y la salud emocional.

En Zentro Empatía tenemos un equipo especializado en la atención a mujeres que han sufrido algún tipo de violencia. Trabajamos desde un enfoque integral, ofreciendo un lugar seguro para su recuperación.

Ofrecemos atención psicológica, ginecológica, obstétrica, fisioterapéutica uroginecológica y consulta nutricional a mujeres que hayan sufrido violencias machistas: violencia sexual, violencia de género, violencia obstétrica, violencia estética y violencia institucional.

¿EN QUÉ CONSISTEN ESTAS VIOLENCIAS?

Violencia sexual:

Es cualquier acto dirigido contra la sexualidad de una persona sin su autorización ni consentimiento y comprende situaciones como tocamientos, roces, agresiones, acoso sexual callejero, exhibicionismo o violaciones. Es una de las manifestaciones de la violencia de género más extendida e invisible y afecta a las mujeres a lo largo de todo su ciclo vital.

Violencia de género:

Aquella que se ejerce sobre las mujeres por parte de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones de afectividad (parejas o ex-parejas). El objetivo del agresor es producir daño y conseguir el control sobre la mujer, por lo que se produce de manera continuada en el tiempo y sistemática en la forma, como parte de una misma estrategia.

Violencia obstétrica:

La sufrida por las mujeres durante la atención del embarazo, parto y postparto en los centros de salud y hospitales. Es el trato deshumanizado, la medicalización injustificada y la patologización de procesos naturales.

Violencia estética:

La promoción de unos ideales de belleza femeninos impuestos por la industria cosmética, cinematográfica y de la moda junto con los medios de comunicación masiva y las redes sociales, han creado unas expectativas y exigencias sociales que perjudican a las mujeres en todos los planos de su existencia, generado una insatisfacción crónica con el propio cuerpo. Esto influye en la relación con la comida, ya que genera una autoimagen distorsionada no ajustada a la realidad.

Violencia de género institucional:

Es la violencia física, sexual, psíquica o económica entre otros tipos de violencia simbólica, ejercida abusivamente por agentes y personal funcionarial del Estado en cumplimiento de sus funciones, incluyendo normas, protocolos, prácticas institucionales, descuidos y privaciones en regimiento de una persona o grupos de personas

¿CÓMO PODEMOS AYUDARTE DESDE ZENTRO EMPATÍA?

Nuestro equipo trabaja desde una perspectiva humanista y de género. En este espacio escucharemos tus necesidades, tus miedos, tu historia, en un lugar respetuoso, para ti, libre de juicios.
Los espacios profesionales implicados en este proceso de recuperación son:

ATENCIÓN GINECOLÓGICA:

La primera consulta de ginecología tendrá una duración de una hora. Se esperará a que te sientas cómoda para la realización de cada prueba con la que podrías sentirte molesta.

ATENCIÓN FISIOTERAPEÚTICA:

Veremos cuáles son tus necesidades y haremos la historia desde la escucha activa sin juicios. En la consulta creamos un espacio de seguridad donde te sientas acogida. Vamos a tu ritmo con una visión integral de ti y no naturalizando la violencia sufrida.

ATENCIÓN PSICOLÓGICA:

Un lugar de reconocimiento personal, con perspectiva integrativa y de género. Empezamos valorando tus necesidades y ritmos personales para crear un espacio propio de cuidado y reflexión y así, facilitar la recuperación del shock emocional que genera el trauma. La reparación del daño se adapta a las necesidades concretas de cada una con técnicas como EMDR, narración consciente o técnicas de liberación emocional.

ATENCIÓN NUTRICIONAL:

Un lugar desde el que atender al cuerpo desde el cuidado y el respeto, donde la escucha y la ausencia de juicio son las protagonistas. Nuestra forma de entender la nutrición es de una forma inclusiva, compasiva y con perspectiva de genero, no centrada en el peso ni en la talla. Una mirada cuidadosa de nuestros cuerpos y nuestra relación con la comida.